top of page

Japonismo y japonismo 2.0


Os anuncio que dedicaré las próximas vacaciones de semana santa en el valle del Jerte practicando “hanami” de “sakuras”, o lo que es lo mismo, observando el florecimiento de los cerezos. Entre finales de marzo y principios de abril millones de cerezos cubren sus copas de tonos rosados, morados y blanquecinos para deleite de los espectadores. Como ya sabemos, este momento se convierte en el evento del año en Japón. Numerosísimas actividades se organizan en torno a las protagonistas, las sakuras o flores del cerezo. Todo un simbolismo rodea este momento: el repentino florecimiento entendido como el culmen, el apogeo, y la consecuente caída de las flores en poco margen de tiempo refleja la naturaleza de la propia vida, lo que conocemos como “pathos” en la cultura griega. Es la belleza de lo efímero, el asumir que la naturaleza implica vida y muerte, luz y oscuridad. Un universo de dualidades que forman parte del común denominador de todas las creencias a lo largo de la civilización, aunque en cada lugar y momento adopten un nombre diferente. Pero volvamos al tema, que me estoy poniendo filosófica y realmente quiero hablar de arte.



Fiesta de contemplación de los cerezos en flor en Asukayama (Asukayama hanami),

grabado de Hiroshige Utagawa (1830-1843)



Pintura Ukiyo-e de Hanami de “La Historia de Genji”



Es fácil adivinar que con este arraigo hacia la observación de las flores, y en concreto, la oda a la flor del cerezo, han sido y son muchos los artistas japoneses que han representado esta temática a lo largo de los siglos. En el siglo XIX Japón decide reabrirse a la cultura occidental tras una larga etapa de aislamiento del exterior, como medida de autoprotección, impuesta por los shogun de la dinastía Tokugawa durante el periodo Edo (1600-1868). Es en este momento cuando la considerada misteriosa cultura japonesa vuelve a ser explorada y tanto sus artículos, su gastronomía, sus peculiaridades y por supuesto, sus obras de arte se convierten en el tema de moda en occidente. Esta moda, este profundo interés y adopción de aspectos de la cultura japonesa se denominó como japonismo. Los populares grabados policromos en madera, “ukiyo-e” (pinturas del mundo flotante), , o nombres propios de artistas como Hokusai o Hiroshige Ando, que influenciaron tremendamente en el impresionismo, el modernismo y en el Art Nouveau. Artistas como Monet, Degas, van Gogh, Pisarro o Toulouse-Lautrec quedaron fascinados con esta exótica corriente, versionando pinturas y grabados de origen nipón.



Grabado de Hiroshige Ando y posterior versión al óleo de Van Gogh


A la izquierda, el grabado " Lluvia repentina sobre el puente de Atake", de Hiroshige Ando. A la derecha, " Pont sous la pluie", la versión de Van Gogh



De izda a dcha: "La Japonesa", Claude Monet. "Dama con abanico", Gustave Klimt. "Mujer japonesa en la orilla del mar", Henri Matisse


El pintor norteamericano James Whistler también se subió a la ola del japonismo



Si en aquellos tiempos resultó fascinante una cultura cuya base giraba en torno a la observación, a lo que hoy llamamos cultura "slow", donde se valora el mimo, la delicadeza, la tradición, la dedicación, la admiración de la naturaleza, una cultura arcaica en comparación con el desarrollo occidental de la época. Es curioso como hoy día Japón es sinónimo de lo contrario. Empujadores en el metro, artífices de la tecnología más puntera, trabajo frenético, supremacía del mundo digital frente al natural. Dicen que Japón aún conserva esa cultura de la contemplación, que hoy día es un país de dos caras, en el que podemos encontrarnos con el valor de la tradición milenaria, pero también con el consumismo más capitalista de las grandes ciudades. Una fusión bipolar interesante.



Obras de Takeshi Murakami


Personajes populares de Manga



Es innegable la poderosa influencia de la cultura japonesa actual/digital en el mundo occidental. La cultura de los videojuegos, del anime, del manga se expande a gran velocidad en nuestros tiempos, especialmente entre los más jóvenes. Consumen novela gráfica nipona, series, películas, libros, música, se interesan por el idioma, por el vestuario, etc. ¿Estamos viviendo lo que podíamos nombrar como un japonismo versión siglo XXI?





Lucía Ares, profesora en Escuela iONA








Fuentes:

https://royumi-world.com/2021/03/16/hanami-una-experiencia-que-debes-tener-en-japon/


158 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page