Joel Daniel Philips, Jaime Valero y nuestra Expo de fin de Curso

¡Tic, tac! ¡Entramos en la recta final del año y lo hacemos comenzando nuestra tan esperada Exposición de fin de curso! Muchos ya sabéis lo que significa este evento para tod@s nosotr@s y lo que nos encanta el poder reunir a toda la escuela en un proyecto común, alumn@s y equipo iONA implicad@s en una exposición final.


Todos los años buscamos enseñar a nuestr@s alumn@s no solo aspectos técnicos del dibujo y la pintura, base principal de nuestra labor, sino también información sobre artistas, materiales y técnicas, además de datos históricos sobre movimientos artísticos y cultura general que hacen la formación mucho más completa.


Para las exposiciones de fin de curso siempre queremos poner el colofón realizando algo común para tod@s los que formamos parte de la escuela, y donde aplicar todos esos conocimientos aprendidos durante el desarrollo del curso. En este caso, siguiendo la dinámica de la programación que venimos detallando en los diferentes post de este blog, hemos tomado como referencia no un artista contemporáneo ¡sino dos! de los cuales hemos captado su peculiaridad para hacer un mix en nuestro proyecto final. Os comentamos quienes son.

Por un lado, os queremos hablar de Jaime Valero, artista español cuyo trabajo se basa en el retrato realista pero del que hemos captado su forma de trabajar las técnicas en seco como el carboncillo o el grafito, y transformarlas en técnicas húmedas. ¡Pues sí! esto se puede hacer.

Lo que hemos aprendido de Valero es a mezclar técnicas en seco con una mezcla muy rebajada de cola o látex diluida en agua, fabricando y reinventando la forma de trabajar las técnicas en seco como el carboncillo. Fijaos en la potencia de este retrato de su sobrina.


Nosotr@s, además, le hemos dado un toque de color mezclando esta cola diluida en agua con pigmentos de diferentes colores para crear una pintura vinílica. Muchos nombres raros ¿verdad? No os preocupéis que os aclaramos las dudas ahora mismo.

Veréis, las pinturas se forman con dos elementos principales, los pigmentos (lo que aporta color) y el aglutinante (el pegamento que une esas partículas de color). Lo que diferencia unas pinturas de otras es el aglutinante, es decir, si queremos fabricar pasteles, acrílicos, óleos, etc., debemos utilizar un aglutinante u otro.


Digamos que fabricar pinturas es bastante parecido a preparar un bizcocho, el pigmento sería la harina y el aglutinante el huevo... ¡Madre mía qué hambre nos ha entrado!


Y como os habíamos adelantado antes, en esta ocasión nos hemos inspirado en dos artistas, y el segundo se llama Joel Daniel Phillips, un joven estadounidense del cual nos ha encantado su forma de ver más allá de lo que apreciamos con un solo vistazo.


Joel realiza obras a carboncillo y grafito a gran escala de las personas en situación de exclusión social, pobreza y barrios marginales de San Francisco. La exquisitez y limpieza de sus trabajos es sorprendente. Fijaos como esas personas representadas en sus obras son sacadas de su entorno, haciéndoles protagonistas y obviando todo lo que les rodea, realmente impresionante. Hemos tomado de referencia a este artista por el dominio de la técnica del carboncillo y por el mensaje de sus obras, el cómo podemos captar de una forma más profunda el significado y lo que nos transmite realmente aquello que vemos.


Esta mezcla de estos dos artistas la hemos plasmado en nuestros trabajos finales de la expo de fin de curso cuyo mensaje y materiales han sido una mezcla perfecta rebosante de técnica y significado a partes iguales ¡todo un éxito!




104 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo