top of page

Divagaciones sobre arte 2.0. Arte narrativo y arte orgánico

Por Lucía Ares, profesora en Escuela iONA



Suelo hacer una clasificación personal en la que distingo dos tipos pintura: Pintura narrativa y pintura orgánica. Si me preguntas por mi favorita, yo soy de la segunda (aunque valoro el ingenio y la creatividad de los que llamo artistas narrativos). A mi juicio, los artistas narrativos son aquellos que tienen como prioridad, objetivo, meta o necesidad contar una historia, comunicar una serie de sucesos, sean históricos, biográficos o imaginarios.


Si lo trasladamos a la música, comparativa a la que suelo recurrir, podríamos considerar como artistas narrativos a los cantautores. Estos suelen caracterizarse más por lo que cuentan que por el virtuosismo que surge de sus cuerdas vocales, (a diferencia de otros cantantes que transmiten un estado de ánimo mediante su voz, independientemente de que comprendamos el idioma en el que se canta). Ejemplos de cantantes narrativos serían Jorge Drexler, Sabina, Pedro Guerra, etc. Ejemplos de pintores narrativos serían especialmente los pintores surrealistas, como Leonora Carrington, (la cual podéis visitar en la Fundación Mapfre), Frida Kalho, Dalí, El Bosco, Magritte, etc.



"El mágico mundo de los Mayas", 1963-1964. Leonora Carrington



"El hijo del hombre", de Magritte. 1964



"El jardín de las delicias", de El Bosco.1500-1505.



Los pintores que denomino orgánicos no buscan narrar una historia concreta, sino que exploran y transmiten a través de la propia técnica enfocando toda su atención más en el cómo que en el qué. Anteponen las cualidades formales de la propia pintura ( color, textura, composición, luz, etc.) a contar una narrativa evidente al espectador. Los artistas orgánicos son los que anhelan dejar su huella en la superficie del lienzo, llegando incluso a arañarlo a través de trazos impetuosos, cargando sus brochas con gran cantidad de materia. Su máxima radica en expresar su propia personalidad.


Y volviendo a la comparativa musical...como ejemplo de cantantes orgánicos tenemos a Nina Simone, Chavela Vargas, Concha Buika, Louis Armstrong, etc. Algunos ejemplos de pintores orgánicos serían Miquel Barceló, Anselm Kiefer, Tàpies, etc. Estos artistas encuentran en la textura, en las pinceladas, una forma de identificación, como quien se define a través de un acorde de guitarra , o como cuando distinguimos la peculiar forma de caminar de aquellos que conocemos. Lo que más disfruto de visitar museos o galerías es acercarme para observar detenidamente todos estos detalles y aproximarme a la personalidad del artista como si fuese una grafóloga que intuye en un texto los rasgos psicológicos de aquel que lo escribió.



"El estudio de las esculturas", Miquel Barceló.1993



"Tierra de los dos ríos", Anselm Kiefer. 1995



"Autorretrato con paisaje", Antoni Tàpies. 1987

80 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page