top of page

Arte: El poder de parar el tiempo

Por Mireya Enguix, profesora en Escuela iONA



El arte nos permite saborear mejor la vida , pararnos a deleitar y apreciar plenamente con todos los sentidos los colores, la luz, las texturas, la riqueza de las formas y la belleza que encontramos en las pequeñas cosas cotidianas . Pasamos de ir de puntillas y a toda velocidad por aquello que nos encontramos en el camino, a parar el tiempo y dedicarle la atención necesaria. Asimilamos verdaderamente lo que hay a nuestro alrededor, lo que vemos, sentimos o imaginamos, pasando toda esta información por un filtro de percepción más personal y dándonos la oportunidad de escuchar lo que nos está transmitiendo. Es un proceso que se puede quedar simplemente en la mirada o dejar emanar parte de ese mundo interior para poder expresarlo hacia fuera y que otras personas también puedan mirar aunque sea por un momento desde esa otra perspectiva. Aprender a ver las cosas desde nosotr@s mism@s y de otra manera mucho más profunda y artística que la habituales un regalo que nos podremos llevar a cualquier lugar, sin que esté ligado estrictamente ala creación artística sino a la capacidad de percibir el mundo. Para entrar en ese estado mental en el que estamos más receptiv@s y dejamos fluir mejor la creatividad y conectar es necesario buscar la concentración , la relajación y el bienestar.






La arteterapia cuenta con algunas técnicas en concreto para facilitar esa conexión con las emociones y trabajar distintas cuestiones internas a través del arte, pero aunque no se practiquen con este foco. Desde mi experiencia, se fomenta de forma natural esa conexión entre la expresión plástica, entrando en un proceso terapéutico y generando bienestar, ayudando a tener una mejor gestión de las emociones. Desde mi perspectiva, el arte es una herramienta muy poderosa de sanación personal y de generar bienestar a todo el que lo practique. L@s alumn@s, una vez que experimentan ese parón en el tiempo en el que se concentran plenamente y viven el presente en las clases, quieren volver a sentirlo una y otra vez volviendo con muchas ganas a la escuela la próxima semana en busca de ese estado creativo que se alimenta cada día con el aprendizaje de nuevos referentes y formas de trabajar de artistas muy diversas , con la música de fondo, la energía de concentración y creación de l@s compañer@s. El sentimiento común de disfrutar de esa manera y de vivir sin prisas un tiempo y espacio dedicado exclusivamente a crear sin que haya nada que lo interrumpa ni sea más importante en ese momento. Considero que dedicar ese tiempo a la semana es un acto revolucionario actualmente ya que obliga a bajar las revoluciones , dejar de lado aunque sea por un rato los estímulos externos y mirar hacia dentro.

128 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page