top of page

Ídolo de Shigir: La escultura en madera

Por José Luis Pareja, director en Escuela de arte iONA



¿Piensas en escultura y te vienen imágenes de las grandes obras talladas en piedra de las épocas griega y romana? La talla en madera ha sido un arte común para todas las culturas a lo largo de la historia. Su plasticidad y su abundancia han hecho de este elemento el material perfecto a lo largo de miles de años, tanto para convertirlo en instrumentos y herramientas como para expresarse y crear arte. Todas las prestaciones de la madera apuntan al material perfecto. Es mucho más manejable, maleable y por lo tanto trabajable que por ejemplo la piedra ,pero tiene un gran defecto, es perecedero.


Es por ello que sabemos que tienen que haber existido un gran número de esculturas realizadas con madera que por desgracia no han llegado hasta nosotr@s. Por eso, en 1890 cuando se encontró lo que en la actualidad conocemos como la escultura de madera más antigua conocida fue un auténtico milagro. Hablamos del Ídolo de Shigir, una talla originalmente de nada mas y nada menos que de unos 5,3 metros de longitud. Una lástima que debido a su estado de conservación se fragmentara y solo conservemos la pieza de 2,5metros.



Ídolo de Shigir



Recientemente datada por científicos rusos y alemanes, se le otorga una antigüedad de entre 11.000 y 12250 años (más del doble de años que la pirámide más antigua de Egipto), situándola en el final de la última edad de hielo y principios del período del Holoceno.

Tallada en un árbol de no menos de 157 años de edad según los investigadores, el Ídolo de Shigir, hallado en la Siberia Rusa es una pieza que siempre me ha impresionado y conmovido por su tamaño, por su expresividad y por su auténtica majestuosidad.



Detalle de la cabeza del Ídolo de Shigir





Culturas como la griega, la india americana, los aborígenes de Oceanía y la africana han sido grandes exponentes de la talla en madera, y ha tenido una gran presencia en épocas más cercanas a nosotr@s como el Gótico y el Románico. Hoy en día algunos de los escultores más cotizados del mundo siguen trabajando la madera de forma magistral. Artistas de la talla del austriaco Mario Dilitz o el italiano Bruno Walpoth, son, sin duda, dos de mis escultores más admirados.



Escultura de Mario Dilitz. Madera de tilo y tinta roja.




"Pierre 3", de Bruno Walpoth

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page