ARQUITECTURA DE CIENCIA FICCIÓN



Siempre he querido visitar alguna de las centrales hidroeléctricas asturianas diseñadas por Joaquín Vaquero Palacios. Desde el exterior, la central ubicada en Proaza, me recuerda inevitablemente a uno de los “animales” o criaturas cinéticas creados por el artista Theo Jansen (ver imágenes 1 y 2). Resulta sorprendente incluso a día de hoy encontrarse con estas moles de hormigón en mitad de la naturaleza y percatarse de que son mucho más que unas centrales hidroeléctricas. Estas estructuras forman parte de un ambicioso proyecto arquitectónico donde no sólo se contempla su uso funcional o ergonómico, si no también el valor estético. Ingeniería, diseño industrial, pintura y escultura unidas en una misma idea comprendida en un descomunal esqueleto. Estas centrales se desarrollaron entre los años 1954 y 1980, integrando además no sólo el trabajo del propio Vaquero Palacios, sino también el de su hijo, el pintor Vaquero Turcios. Murales pictóricos, esculturas de hormigón y bajorrelieves con reminiscencias a culturas ancestrales como la maya o la egipcia (imágenes 3 y 4), y a la misma vez, por la aparente tosquedad estética, recuerdan a la escenografía de películas postapocalípticas. Puro arte contemporáneo generando energía eléctrica.


Imagen 1.Exterior de la central hidroeléctrica diseñada por Vaquero Palacios, en Proaza


Imagen 2."Animaris Rhinoceros", escultura cinética creada por Theo Jansen




Imagen 3. Bajorrelieves monumentales en la central de Miranda (Asturias), ¿no recuerdan a la siguiente imagen?


Imagen 4. Templo de Edfú, en Asuán (Egipto)



A continuación, uno de los espacios más retratados de esta central, destilando modernidad a pesar de sus más de 50 años de antigüedad:

Imagen 5. Sala de turbinas de la central hidroeléctrica de Proaza. Destacan los murales, representación sintetizada de los campos magnéticos (y su estética futurista)



Imagen 6. Uno de los murales de la sala de turbinas de la central de Salime, ejemplo de integración artística


Este estilo arquitectónico, denominado como brutalismo, tuvo su auge entre los años 50 y 70 del siglo pasado y está influenciado por la obra del famoso arquitecto, escultor y pintor, Le Corbusier. Y aunque el término "brutalismo" parece reforzar esta idea de arquitectura mastodóntica, su raíz etimológica proviene de las palabras Béton brut, un término francés que significa “hormigón en bruto” . Esto precisamente nos da pistas sobre el material estandarte de este estilo tan predominante en los países que conformaban la URSS.



Imagen 7. El ejemplo más emblemático de brutalismo en Bulgaria, la antigua Casa del Partido Comunista búlgaro, actualmente en ruinas, y edificado sobre el monte Buzludzha



Imagen 8. Interior de Buzludzha, el mayor monumento de los Balcanes, muestra del pasado comunista de Bulgaria



Y aunque la imagen del brutalismo está muy ligada al socialismo soviético, también podemos encontrar multitud de estos ejemplos arquitectónicos en muchos otros países con una historia política muy diversa, incluído el nuestro. A continuación añado un par de ejemplos de "brutalismo madrileño".


Imagen 9. "Torres Blancas", famoso y controversial edificio madrileño, diseñado por Sáenz de Oiza



Imagen 10. Sede del Instituto del Patrimonio Cultural, de Fernando Higueras



En lo que a mi respecta, el brutalismo es lo más parecido a encontrarte con algún objeto de origen no identificado, una estructura diseñada por seres extraños, de procedencia lejana a los confines de este planeta. Como si formasen parte del set o escenografía de alguna de las legendarias películas de la saga Star Wars. . El brutalismo es un estilo arquitectónico grotesco, colosal, la antítesis de la delicadeza, lo más alejado de lo orgánico, distante a una búsqueda de semejanza a la naturaleza. En todo caso, podríamos encontrar cierto paralelismo con paisajes puramente rocosos. Es frecuentemente considerado como un estilo sumamente feo, incluso ridiculizado. A pesar de ello, no deja lugar a la indiferencia, es imposible negarle su magnificencia, lo abrumador, lo sobrecogedor de su aspecto. Son muchos los curiosos que se acercan a visitar las abandonadas estructuras de la ex Yugoslavia o que publican imágenes de esta etapa arquitectónica en sus galerías de instagram. Hoy día, con el auge de las distopías cinematográficas y seriéfilas, con la supremacía de la ciencia ficción, el brutalismo vuelve a estar de moda.



Lucía Ares, profesora en escuela iOna










Fuentes:


https://www.arquitecturaydiseno.es/arquitectura/artistica-central-hidroelectrica-proaza-cumple-50-anos_2156

https://elviajero.elpais.com/elviajero/2021/12/24/actualidad/1640340151_986847.html

https://masdearte.com/theo-jansen-asombrosas-criaturas/

https://www.traveler.es/viajeros/articulos/historia-buzludzha-bulgaria-monumento-brutalismo-abandonado/19987

https://www.metalocus.es/es/noticias/12-edificios-extraordinarios-brutalismo-madrileno-por-roberto-conte

https://biblioteca.acropolis.org/el-templo-de-edfu/

66 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo