top of page

El arte de crear con nuestras propias manos: Restaurando una casa antigua en la montaña

Por José Luis Pareja, director en Escuela iONA



Casa antigua apuntalada



La magia de la restauración según mi propia experiencia:


Restaurar una casa antigua en la montaña se ha convertido en una experiencia que despierta mi creatividad, me desafía a superar obstáculos y me sumerge en una especie de meditación activa. En este post, compartiré mi viaje personal y cómo esta restauración se ha revelado como una verdadera expresión de mi creatividad, un camino de superación y una experiencia meditativa que ha alimentado mi mente y espíritu.


La creatividad como guía en el proceso:


Para mí, esta restauración se ha convertido enun lienzo en blanco donde mi creatividad puede fluir libremente. Cada decisión, desde el diseño de interiores hasta la elección de materiales, es una oportunidad para darvida a mi visión artística. Asumir estos desafíos y aprender nuevas habilidades a lo largo del camino me está permitiendo crecer e ir mas allá de mis límites, pensar demanera innovadora, encontrar soluciones originales y dejar mi huella en cada rincón de la casa.


Superando obstáculos y desafíos:


A lo largo de este proceso de restauración, he enfrentado una serie de obstáculos y desafíos. Desde problemas estructurales hasta contratiempos inesperados, cada dificultad se ha convertido en una oportunidad para ser creativo. Cada obstáculo superado me ha fortalecido, me ha enseñado a buscar alternativas y me ha permitido adquirir nuevas habilidades, tanto técnicas como personales.


Conexión con la historia y el entorno:


Al trabajar en cada detalle, desde la restauración de elementos originales hasta la elección de materiales y acabados, pienso en el pasado de la casa e intento preservar su encanto. Además, la conexión con el entorno natural de la montaña se fortalece, y me influye e inspira la belleza que merodea para tomar decisiones de diseño y decoración. Los descansos, que se me hacentan necesarios, los realizo contemplando el bosque y desconectando aun más de la cotidianeidad. Creo sinceramente que esta conexión profunda con la historia y elentorno se refleja en el resultado final, creando un hogar auténtico y lleno de vida.


La meditación en la restauración: Un oasis para la mente:


La restauración de una casa vieja en la montaña puede convertirse en un verdadero oasis para la mente. Al sumergirme en las tareas manuales y concentrarme en cada detalle, encuentro un espacio de calma y tranquilidad. El ritmo pausado de lijar, pintar, picar o restaurar muebles me permite desconectar de las preocupaciones diarias y sumergirme en el presente. Esta concentración en las tareas manuales se asemeja a una forma de meditación activa, en la que encuentro una sensación de paz y fluidez al estar completamente inmerso en el proceso creativo. La restauración se ha convertido así en un refugio donde puedo liberar mi mente, cultivar la atención plena y encontrar equilibrio emocional. Restaurar una casa antigua en la montaña está suponiéndome una experiencia transformadora. A través de la creatividad, la superación de obstáculos y la meditación activa en cada tarea, he encontrado una profunda conexión con el proyecto que llevo a cabo. Cada etapa de esteproceso me ha brindado la oportunidad de expresarme, aprender y crear.




100 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page